¿Qué cadenas de nieve necesita mi coche?

Estos días hemos aprendido que estar bien preparado siempre es un plus mientras viajamos, sea por donde sea. Es importante que llevemos en nuestro coche todos aquellos accesorios que sean indispensables para cada época del año. En este caso, durante los meses de invierno es fundamental contar con unas buenas cadenas de nieve adecuadas para nuestro coche. Estas reducen de manera drástica la posibilidad de accidente en caso de que nos pillen fuertes nevadas de imprevisto, como ha pasado estas últimas semanas en buena parte del país.

Por este motivo, si no contamos con neumáticos de invierno o unos buenos neumáticos All-Season que nos aseguren el agarre y la estabilidad que necesitamos sobre el hielo o la nieve… es obligatorio hacerse con unas cadenas de nieve para nuestro coche. Por ello, hoy hablamos en nuestro blog de las cadenas de nieve, de su importancia y de cómo ponerlas.

¿Cómo sé que cadenas de nieve son para mi coche?

Las cadenas se fijan a las ruedas motrices en contacto con los neumáticos del vehículo. En los vehículos de tracción a las cuatro ruedas, pueden montarse en las cuatro ruedas o sólo en las que tienen mayor fuerza motriz. Las cadenas de nieve aumentan el agarre en la nieve, el barro, la grava y, según el modelo, también en el hielo.

Elegir unas buenas cadenas depende mucho de las características del coche y de las rutas por las que pases. Por lo general, los vehículos tienen ruedas de entre 13» y 17» de diámetro por lo que son compatibles con cualquier tipo de cadena. No obstante, aquellos cuyo diámetro supera los 17», se definen como «no catenables» ya que el espacio entre el neumático, el guardabarros y la suspensión, al ser pequeño, no permite un montaje correcto y seguro de las cadenas. En estos casos, lo mejor es elegir unas cadenas con un grosor menor de 7 mm. Sabiendo ya qué diámetro tiene el neumáticos, se pueden elegir modelos variando en grosor, tensión, textiles o metálicas.

¿Cómo poner las cadenas de nieve?

Poner las cadenas de nieve es sencillo si se sabe cómo. Por eso, te contamos qué debes hacer. En primer lugar debes detener el coche de forma segura, dejar el volante en posición neutral y las ruedas en línea con la carrocería. Una vez hecho esto, cogeremos las cadenas y las extenderemos comprobando que no haya ningún nudo entre eslabones. Tras esto, coloca la cadena detrás de la rueda, levántala y fíjala a la parte superior de la rueda conectando los dos extremos del cable de soporte de plástico. A continuación, conecta los eslabones amarillos usando los ganchos suministrados para formar un cinturón octogonal alrededor del borde. Finalmente, toma la porción restante de la cadena, que suele ser roja, y únela a la polea o al ojal en el otro extremo. Utilice la punta de goma apropiada para apretar la cadena alrededor de la rueda y luego sujétela a uno de los eslabones exteriores para asegurar la tensión adecuada.

Recordamos que deben colocarse en las ruedas motrices.

Las cadenas textiles son más fáciles de instalar pero uno de sus inconvenientes es que la velocidad máxima permitida es de 50 km/h y en las carreteras no nevadas es necesario quitarlos para evitar el desgaste. No obstante, sobre una carretera de nieve dudamos que sea necesario ir a una velocidad mayor.

En nuestros centros Aurgi ofrecemos una gama de cadenas de nieve tanto metálicas como textiles desde 29,95€. Además, ahora se las enviamos a casa para que no tenga que moverse.

https://www.aurgi.com/accesorios-coche/cadenas-de-nieve

En Aurgi tenemos todo tipo de accesorios para tu coche: Radio para el coche, tapacubos, cadenas de nieve, fundas de asiento, alfombrillas, bombillas, aditivos, gato hidraulico, repara arañazos, antirrobos, arrancadores, altavoces, portabicicletas, help flash, cofres para el techo, cables de arranque, fundas para el exterior, aceite, fundas de asiento, luces led, pomos de cambios, reposabrazos, antena para el coche, ambientadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *