Líquido anticongelante: para qué sirve y cuándo cambiarlo

Cuando llega el verano es importante revisar el coche de manera más exhaustiva que el resto del año. ¿Por qué? Porque en esta época del año el coche sufre más de lo habitual ya que realizamos más viajes, con más carga normalmente y lo exponemos a muchos kilómetros en poco tiempo bajo una temperatura muy alta. Por esto es fundamental saber que el coche está a punto y que nada puede fallar durante nuestro viaje. Uno de los aspectos que es importante tener en cuenta es el líquido anticongelante para evitar que nuestro coche se sobrecaliente.

Si estás preparando un viaje próximamente y necesitas saber qué revisar… ¡atención a nuestro blog de hoy!

¿Cuál es la importancia del líquido anticongelante?

El sistema de refrigeración es vital en el correcto funcionamiento de nuestro vehículo. Este se encarga de mantener la temperatura de trabajo del motor estable a 90º C evitando el sobrecalentamiento del mismo y para ello se sirve del líquido anticongelante. Por tanto, este proceso es fundamental para mantener la temperatura controlada y evitar que el sobrecalentamiento fruto de la fricción de los distintos elementos afecte a los materiales y produzca graves averías.

Al líquido anticongelante se le suele conocer así ya que las características principales es que debe tener una temperatura de congelación baja para evitar que cuando el motor está parado se congele y su dilatación pueda romper elementos del circuito. El líquido tiene las siguientes propiedades: buena capacidad calorífica, baja viscosidad para fluir por el circuito, baja temperatura de congelación, alta temperatura de ebullición, mínima generación de espumas y que no sean persistentes, reducido impacto corrosivo y escasa generación de depósitos sólidos.

¿Cuándo se debe sustituir el líquido anticongelante?

Revisar este líquido es una de las prácticas que debemos llevar a cabo habitualmente. Además, es una de las tareas que ya prácticamente todos los fabricantes de automóviles incluyen en las revisiones de mantenimiento. Es importante destacar que el líquido anticongelante no «falla» como tal como pueden hacerlo otras piezas con el paso del tiempo. En este caso lo que ocurre es que pierde propiedades y sus cualidades fundamentales como pueden ser las propiedades anticorrosivas o el punto de congelación. Por este motivo, para tener la seguridad de que cumple su función es importante sustituirlo en torno a los 40.000 kilómetros o a los dos años, lo que antes ocurra, si el anticongelante de tu coche es no orgánico. Si, en cambio, es orgánico, se puede dilatar la sustitución hasta los 80.000 kilómetros.

¿Y cómo saber que ya toca el cambio?

Algunos de los síntomas que te hará saber que debes cambiar el anticongelante es el oscurecimiento de su color tendiendo al amarronamiento, la aparición de residuos que manchan las paredes del vaso de expansión o detección de partículas o grumos en suspensión.

La comprobación del nivel del líquido anticongelante debe hacerse con el motor parado y a temperatura ambiente, aunque cada vez son más los coches que cuentan con un avisador electrónico de nivel bajo. Una pérdida de líquido que supere esta diferencia de niveles entre intervalos de mantenimiento es síntoma claro de una posible avería en el circuito de refrigeración (consumo superior a 200-250 ml entre revisiones). Para evitar la avería en el circuito de refrigeración es importante revisarlo y limpiarlo de manera periódica.

¿Cuándo limpiar el circuito de refrigeración?

La limpieza del circuito de refrigeración debe hacerse siempre y cuando no se haya sustituido el líquido anticongelante antes de haber perdido sus propiedades anticorrosivas, cuando se haya mezclado con agua no destilada o se haya mezclado anticongelante orgánico con no orgánico. En esta intervención debe utilizarse un aditivo especial Limpia Radiadores. Cabe destacar que este líquido Limpia Radiadores puedes encontrarlo fácilmente en Aurgi y limpia a fondo la suciedad, el óxido y las incrustaciones de cal.

Necesites lo que necesites, ya sea el líquido anteriormente mencionado o cambiar el líquido anticongelante puedes hacerlo en tu centro Aurgi más cercano al mejor precio: 39,95€.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *