Limpiaparabrisas

Limpiaparabrisas: cómo y cuándo reemplazarlos

Uno de los mantenimientos más importantes que hay que realizar en nuestro coche es el cambio de los limpiaparabrisas: parece un detalle insignificante, pero el buen funcionamiento de los limpias es tan vital para la seguridad vial como el del sistema de frenado. Un limpiaparabrisas desgastado, de hecho, no hace bien su trabajo y por lo tanto reduce significativamente la visibilidad para el conductor y esto puede llevar a situaciones extremadamente peligrosas. Aquí hay algunos consejos sobre cuándo cambiar las escobillas y cómo hacerlo.

El limpiaparabrisas: ¿cómo se ve?

Partamos del conocimiento de la parte objeto de este post, es decir, el limpia, que está compuesto por tres elementos: el brazo (que conecta la escobilla con la carrocería), la escobilla (una especie de «marco» de metal o plástico) y la banda de goma (la parte que limpia materialmente el vidrio).

¿Cuándo cambiar el limpiaparabrisas?

En promedio, deben cambiarse una vez al año, pero hay factores que pueden prolongar o acortar su vida considerablemente. Aparcar en un garaje cuando hace buen tiempo y los cambios de temperatura excesivos ayudan a que el limpiaparabrisas «viva más»; por el contrario, aparcar bajo el sol caliente reduce la vida útil de estos elementos.

Para ver si es el momento de reemplazar el limpiaparabrisas, simplemente observa cómo funcionan. Aquí hay algunos síntomas que indican que es hora de un reemplazo:

  • El limpiaparabrisas es ruidoso o salta
  • Se ha «desprendido» del cepillo
  • Una vez activado, deja estrechas rayas en el parabrisas
  • El limpiaparabrisas no limpia ninguna zona del parabrisas una vez que está en funcionamiento

Por lo general, es bueno confiar en un profesional, pero su sustitución es una operación bastante sencilla que puede realizarse de forma independiente, siempre que se consulte primero el manual del coche para mayor seguridad.

Para adquirir un limpiaparabrisas podemos hacerlo consultando al distribuidor sabiendo cual son los datos de nuestro vehículo, de manera que el pueda a través de un catálogo decirnos qué modelo nos corresponde. También podemos usar limpiaparabrisas universales, pero debemos de tener en cuenta dos cosas básicamente. La primera es la medida, sabiendo que derecho e izquierdo en muchos casos son diferentes, y el sistema de enganche con la varilla. Existen varios tipos de sistemas de enganche y esto puede hacer que algunos universales no nos valgan.

Suele ser conveniente desmontar los limpiaparabrisas viejos para asegurarnos del tipo de enganche que tienen y de esa manera no fallar.

En cuanto están montado los limpiaparabrisas nuevo, el cambio es abrumador, deben limpiar perfectamente sin hacer ningún ruido y sin que se quede ninguna marca paralela al recorrido del mismo.

Centros Aurgi España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *