Desinfectar el coche con ozono: 5 razones para hacerlo

El interior de nuestros coches retiene millones de patógenos y partículas transportadas por el aire que llegan a través de las personas y los animales, que se asientan en las superficies y son absorbidos por la tapicería. En esencia, los interiores de los coches están lejos de ser saludables y, con el tiempo, además de parecer sucios y emitir olores desagradables, pueden convertirse en peligrosos para nuestra salud. Recientemente, se está imponiendo una nueva tecnología para sanear los interiores, la del ozono, un gas con un altísimo poder de penetración, que garantiza una desinfección casi total. Pero, ¿cuáles son las principales características de este rápido e innovador método de desinfección?

1 – El ozono elimina las bacterias e inactiva la carga viral

El ozono es un gas natural con una fuerte acción desinfectante, capaz de eliminar bacterias, virus, mohos y hongos en virtud de su composición química. Es un gas muy inestable, formado por 3 átomos de oxígeno, con un altísimo poder oxidante, capaz de destruir e inactivar casi todos los patógenos, desinfectando perfectamente cualquier ambiente. Su efecto bactericida, fungicida e inactivador de virus se conoce desde 1890.

2 – La desinfección con ozono es extremadamente eficaz

Una de las principales características del ozono es que es más pesado que el aire y, por lo tanto, tiende a descender, penetrando profundamente en los tejidos y en todas las superficies porosas (las que tienen la tendencia más marcada a favorecer la proliferación de microorganismos). En virtud de esta característica, el ozono es capaz de eliminar el 99% de las bacterias, virus, mohos, polen, ácaros y contaminantes. El ozono también neutraliza los malos olores, destruye los residuos volátiles de cualquier detergente químico, higieniza el sistema de aire acondicionado y mantiene alejadas las plagas.

3 – La desinfección con ozono es perfectamente segura

El ozono actúa en virtud de su poder oxidante: se une instantáneamente a todas las sustancias orgánicas e inorgánicas inactivándolas y, durante este proceso, la única sustancia que se libera en el aire es el oxígeno. Por lo tanto, el ozono no arruina las superficies con las que entra en contacto y, sobre todo, al no liberar residuos químicos, no representa ningún riesgo para nuestra salud.

4 – El ozono es ecológico

Al ser un gas natural, y no implicar el uso de sustancias químicas, el ozono es perfectamente ecológico y no daña el medio ambiente, considerando también el hecho de que es muy fácil de producir: basta con someter al oxígeno a una descarga eléctrica o bombardearlo con rayos UV.

5 – La desinfección con ozono ahorra tiempo

El proceso de desinfección del automóvil con ozono es muy rápido: se inicia a partir de un mínimo de 20 minutos hasta un máximo de 40, para los vehículos más grandes como las autocaravanas, por lo que permite un ahorro considerable de tiempo en comparación con los procedimientos normales de desinfección.

Desinfección por ozono

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *