¿Cuándo revisar el sistema de frenos del coche?

De todos los elementos del coche quizás el sistema de frenado sea el más importante, o al menos uno de ellos sobre todo para nuestra seguridad. El sistema de frenado se encarga de disminuir la velocidad y llegar a detener el coche si es necesario, tanto en acciones normales para entrar en curva o parar en semáforo como en una situación de emergencia en el que es necesario frenar de inmediato para, por ejemplo, evitar un obstáculo. Para realizar su función el sistema de frenos se sirve del poder del rozamiento (entre una zapata y un tambor, entre una pastilla y un disco…).

El sistema de frenado se apoya, por lo general, en las ruedas delanteras equipadas por frenos de discos que son más resistentes y disipan mejor el calor. Por lo contrario, las ruedas traseras constan de frenos de tambor aunque en los coches más recientes se montan en ambos ejes los frenos de discos.

¿Qué compone el sistema de frenado?

Este sistema de discos se compone de dos piezas principales:

  • Pastillas de freno: es la que sufre más desgaste ya que asume casi el 80% de la potencia que se debe ejercer para frenar el vehículo.
  • Discos de freno: se encarga de soportar las altas temperaturas que supone la fricción de las pastillas sobre ellos.

Por otro lado, el sistema de tambor se compone de:

  • Tambor de freno: se encarga de reducir la velocidad en las ruedas traseras.
  • Zapatas: junto con el tambor y los bombines cumplen la función principal de frenado.
  • Bombines: genera la presión de la zapata contra el tambor.

Además, cabe destacar que desde hace dos décadas también existe un subsistema obligatorio para los coches que se comercializan en la Unión Europea. Es el llamado ABS (Anti Blockier System) y que actúa evitando que los frenos se bloqueen durante una frenada. El ABS es capaz de detectar cuándo los frenos pueden llegar a bloquearse y con ellos las ruedas, es en este momento cuando comienza a actuar. Sin su intervención el coche podría derrapar sin control y anular la corrección de la dirección con el volante. Por tanto, el ABS reduce la presión que realiza el sistema sobre los frenos para impedir el bloqueo de ruedas. Este sistema es especialmente importante en superficies que resbalan como el asfalto mojado o el hielo.

¿Cada cuánto tiempo revisar el sistema de frenos?

PiezaRevisiónSustitución
Pastillas de frenoCada 10.000 km.Cuando el espesor esté por debajo de los 3mm, presente grietas, deformaciones…
Disco de frenoAl cambiar las pastillas de frenoCuando el espesor está por debajo de las especificaciones del fabricante. Cada dos cambios de pastillas de freno.
Tambor de frenoAl cambiar las zapatas de frenoCuando el espesor no corresponda a las especificaciones del fabricante
Zapatas de frenoA partir de 40.000 km.Cuando el espesor esté por debajo de 1,5mm. Cada 80.000 km.
Líquido de frenosAl cambio de pastillas o una vez cada 2 añoCada 40.000 km. o al menos cada 2 años

¿Cómo saber que el coche necesita cambiar las pastillas o discos de frenos?

Existen ciertos aspectos que se deben tener en cuenta y que serán un indicador importante para acudir al taller a cambiar las pastillas o los discos de frenos:

  • Cuando vea que se activa el indicador de frenos.
  • Si el freno de mano no funciona como debe.
  • Si el recorrido del pedal de freno está más duro o más suave de lo normal.
  • Si al frenar el vehículo se desvía hacia un lado.
  • Si nota vibraciones en el pedal de freno o en el volante.
  • Si escucha ruidos al frenar.
  • Si nota al frenar cualquier comportamiento distinto al habitual.

Por tanto, es importante que si nota que ya le toca una revisión al sistema de frenado de su coche acuda a un Centro Aurgi para solucionarlo. Si lo desea puede solicitar cita previa a través de nuestra web, de manera rápida y fácil. Aurgi es tu elección segura.

Frenos Aurgi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *