Amortiguadores

Amortiguadores doble tubo o bitubo

Los amortiguadores de muchos coches modernos son del tipo de doble tubo telescópico. Están equipados, además del tubo habitual dentro del cual fluye el pistón, también con una cavidad anular alrededor del tubo interior (también llamado cámara de reserva o de compensación) donde se transfiere el aceite del vástago durante la compresión, ver imagen abajo. Este pasaje es manejado por válvulas de control especiales ubicadas en la parte inferior del amortiguador.

Obviamente, el pistón también tiene las válvulas de control de los frenos hidráulicos normales en compresión y rebote. Esta solución, comparada con un amortiguador monotubo clásico, permite en primer lugar disponer de una mayor cantidad de aceite, en beneficio de una mayor estabilidad térmica del fluido. Además, la cámara de compresión (por la que fluye el pistón) se llenará exclusivamente de aceite porque el aire ocupa sólo la parte superior de la cámara de compensación anular.

Esto evitará, hasta cierto punto, el riesgo de emulsión aire-aceite en el cilindro de la bomba. A veces se utiliza una ligera sobrepresión (1 bar) obtenida con el nitrógeno colocado en el interior de la cavidad, libre o en recipientes sellados. En el primer caso habrá una mezcla entre el aceite y el gas durante la operación. Los límites del doble tubo son principalmente dos:

  1. La inclinación máxima de montaje permitida es de 45°, de lo contrario, el pistón, durante la fase de extensión, extraería aire de la parte superior de la cavidad, que quedaría libre de aceite, con una grave pérdida de eficacia.
  2. Menores dimensiones del pistón (para compensar la presencia de la cámara anular) y, por consiguiente, menor desplazamiento de aceite con el mismo diámetro exterior. Se intenta reducir este límite aumentando el diámetro del tallo para mover más aceite. Sin embargo, esto lleva a un aumento de peso no deseado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *